MADRID HISTÓRICO - Enciclopedia
Madrid , 24 de Noviembre de 2017palacioaltamira.jpg

ENCICLOPEDIA

Monumentos, lugares, personajes ...

Nueva búsqueda por nombre o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[Por la inicial : C]

Nueva selección por materias:

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Seleccionar elemento para obtener información:


« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 »



PALACIO DEL CONDE DE ALTAMIRA

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de la Flor Alta, 8.

Este palacio estaba llamado a ser uno de los más hermosos del Madrid de finales del siglo XVIII si no hubiera sido por la falta de recursos o, según se contaba, por las trabas que puso la Corona a la hora de su realización, pues a Carlos IV no le gustaba que hubiera un palacio en la Corte mejor que el suyo. Así, del proyecto original que Ventura Rodríguez había diseñado en 1772 para la residencia de los Condes de Altamira sólo se materializó una parte, con sus correspondientes modificaciones.
En 1788 el propio Carlos IV observó en un lienzo que se presentó en los festejos de su coronación el resultado final de este palacio de la calle de San Bernardo. Era de notables dimensiones, tenía una elegante fachada compuesta por cuatro órdenes de vanos, un cuerpo central compuesto por seis columnas estriadas y pilastras de orden compuesto, junto con una portada de tres arcos notables de medio punto. En el interior, contaba con una escalera y una capilla de planta oval que, ciertamente, se parecían a los trabajos que Ventura Rodríguez había realizado en el Palacio Real. Viendo esto, Carlos IV ordenó que este palacio no creciera, y la magna construcción que había iniciado Ventura Rodríguez en 1773, con ayuda de su sobrino Manuel Martín Rodríguez, quedó reducida a una residencia palaciega de similares características a otras existentes en la corte. El resultado fue la construcción de un palacio clásico, organizado entorno a un patio interior y carente de jardín, que tan sólo pudo desarrollar del proyecto original la disposición de la fachada que da a la calla de la Flor Alta.
Cien años más tarde, en 1887 el arquitecto Mariano Belmás se encargó de terminar la construcción de las partes inacabadas del palacio, sobre todo una parte importante de la fachada para homogeneizar estéticamente el edificio. En la actualidad acoge oficinas y dependencias de sociedades comerciales y financieras, y no presenta un aspecto muy saludable.
Volver a la cabecera de la página