Madrid , 23 de Julio de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MADRID BARROCO (1600 - 1725)

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

PALACIO DEL BUEN RETIRO

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Fue construido por orden del rey Felipe IV a iniciativa del Conde Duque de Olivares entre 1632 y 1640. Concebido como un palacio de recreo para la monarquía, se situó sobre los terrenos del entonces Real Sitio del Buen Retiro; una posesión real con una superficie de casi doscientas hectáreas que se extendía desde la Puerta de Alcalá hasta el Monasterio de Nuestra Señora de Atocha, y que a groso modo, correspondería con lo que hoy conocemos como el Parque del Retiro.
Las obras empezaron en 1632, bajo la dirección del maestro de obras Alonso de Carbonell, con una reforma del Cuarto Real de San Jerónimo, un edificio anejo al monasterio utilizado por los monarcas como lugar de Retiro. De ahí, se prosiguió hacia el norte, estructurándose en torno a un gran patio denominado Plaza Principal. La edificación se realizó con una gran rapidez, de tal manera que hacia 1633 estaba prácticamente terminado. No obstante, las obras se prolongaron hasta 1640 añadiéndose la Plaza Grande (1634-1636), el Picadero (1637), el Casón -concebido como Salón de Baile-, y el Coliseo (1638-1640). Además se construyeron los jardines, mientras que la Corona adquiría nuevas parcelas para incorporarlas al Real Sitio.
La edificación del Palacio del Buen Retiro movilizó a buena parte de los trabajadores de Madrid y su entorno: alrededor de 2.000 personas trabajando durante 11 horas diarias, con unos jornales que oscilaban entre los 8-20 reales. En resumen, 2.000 ducados diarios entre materiales y mano de obra a lo largo de ocho años. El resultado fue un bello y extenso palacio rodeado por jardines con estanques, lagos, canales, casa de fieras, y coliseo. En el siglo XVIII se añadieron nuevas construcciones: Fábrica de la China (1759) y Observatorio.
Durante la invasión francesa de 1808, la Fábrica de Porcelana de la China se convirtió en centro de operaciones del ejército de Murat; así, cuando en octubre de 1812 entraron en Madrid las tropas británicas al mando del General Hill, los alrededores del palacio se convirtieron en un improvisado frente de batalla que hizo que la mayoría de sus dependencias quedaran reducidas a escombros, salvándose únicamente el Salón de Reinos –hoy Museo del Ejército-, el Casón y el Parterre.
Volver a la cabecera de la página