Madrid , 22 de Enero de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MADRID BARROCO (1600 - 1725)

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

CONVENTO DE SAN PLACIDO

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Dirección: Calle de San Roque, 9.

Fue fundado en 1623 con el nombre de Monasterio de la Encarnación, de religiosas del orden de San Benito, aunque desde sus orígenes se le conoce como San Plácido por estar arrimado a una antigua iglesia, que con la advocación de dicho santo fue anejo parroquial de San Martín hasta 1629. Sus fundadores fueron doña Teresa Valle de la Cerda y Alvarado, y su entonces prometido don Jerónimo de Villanueva, Protonotario Mayor de Aragón, y Secretario de Estado a partir de 1630, y quien dejó para tal efecto una de sus casas en la calle San Roque. Las religiosas, entre las que se encontraba su fundadora, entraron en el convento el 12 de mayo de 1624.
San Plácido ha sido uno de los conventos más famosos del Madrid del Antiguo Régimen, ya que fue origen de multitud de leyendas que salpicaron incluso al rey Felipe IV. Entre las más conocidos se encuentra la posesión diabólica de veinticinco monjas del convento en 1628, entre las que se encontraba Teresa Valle. Tras varios exorcismos, la inquisición intervino condenando a reclusión perpetua en un convento a don Francisco García Calderón, confesor del convento, y quien según se dice tenía relaciones con algunas monjas, y además, tras abjurar de leví, se recluyó a doña Teresa cuatro años en el convento de Santo Domingo de Toledo.
Otra leyenda tiene que ver con el reloj del convento, cuyas campanadas imitan al toque de difuntos. Según se dice, el reloj fue un regalo de Felipe IV al convento tras la muerte, cierta o fingida, de una monja llamada Margarita, con la que el monarca mantenía relaciones.
Por otra parte, el templo actual, comenzó a construirse en 1641 por el arquitecto Fray Lorenzo de San Nicolás, religioso recoleto agustino, natural de Madrid, quien también concluyó las obras hacia 1661. Lo más destacable es la decoración interior. Se guarda un Cristo yacente de Gregorio Hernández, y además, hasta su traslado al Museo del Prado, estuvo también el famoso Cristo de Velázquez. Pero lo que más destacaba era la capilla del Sepulcro que estaba decorada con pinturas murales de Claudio Coello, Francisco Rizi, Pérez Sierra y Juan Martínez Cabezuelo, y que fue derribada en 1908 ante la amenaza de ruina. En 1912 se comienza a construir un nuevo convento además de restaurar la antigua iglesia, obras que son acabadas al año siguiente según un proyecto del arquitecto Rafael Martínez Zapatero. En 1943 fue declarado Monumento Nacional.
Volver a la cabecera de la página