Madrid , 20 de Enero de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MADRID BARROCO (1600 - 1725)

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

COLEGIO IMPERIAL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Los orígenes del Colegio Imperial de la Compañía de Jesús se remontan a 1558, cuando el conde de Feria, a propuesta del padre Rivadeneyra, decidió fundar un colegio jesuita en Madrid. En un principio, iba a estar situado en un terreno adquirido a don Bernardino de Mendoza junto a la puerta de Balnadú, pero al estar estos terrenos insertos en el proyecto de la prolongación del Alcázar, Felipe II decidió paralizar su construcción.
El siguiente y definitivo emplazamiento fue sobre un terreno en la calle Toledo, cedido a la Compañía por doña Leonor Mascareñas, dama de la emperatriz Isabel y de doña María de Portugal. En 1564 se construyó un primer edificio que empezó a funcionar en 1572 por orden de San Francisco de Borja, ofreciendo los estudios de gramática, retórica y teología.
No tardó el colegio en adquirir una relevante posición en el entorno de la Corte, siendo de gran importancia su relación con la Emperatriz doña María de Austria, hija de Carlos V y esposa del emperador Maximiliano, y quien tras enviudar en 1581 regresó a Madrid para ingresar en el monasterio de las Descalzas Reales. La Emperatriz, que tuvo una gran predilección por la Compañía, dejó parte de su fortuna para que el colegio fuera reconstruido de nueva planta. Así, tras fallecer en 1603, y tras no pocas diferencias entre sus otros herederos, el colegio fue vuelto a fundar con el nombre de Colegio Imperial, quedando doña María como patrona, dotadora y fundadora del mismo.
Tras este suceso, por tanto, se construye el edificio actual. Destacaba sobre todo su iglesia, construida entre 1622 y 1664 por los arquitectos jesuitas Pedro Sánchez, y Francisco Bautista, y consagrada el 23 de septiembre de 1651 por el Nuncio don Julio Raspelosi, bajo la advocación de San Francisco Javier.
Desde el punto de vista de su arquitectura, Pedro Sánchez siguió el modelo adoptado en la iglesia del Gesú de Roma, esto es, una planta de cruz latina de una sola nave, con capillas laterales, crucero y cúpula. En el exterior destaca su fachada monumental, labrada en granito, y que consta de un cuerpo central de cuatro columnas corintias, flanqueado por dos pilastras del mismo orden a cada lado. Sobre este cuerpo, se levantan dos torres de planta cuadrada que no se llegaron a concluir.
Desde el punto de vista académico, el Colegio Imperial fue quizá la institución más relevante del Madrid del Antiguo Régimen, sobre todo a partir de 1627 con la fundación dentro del mismo de los Reales Estudios de San Isidro.
Tras la expulsión de los jesuitas en 1767 la iglesia se transformó en colegiata, cambiando su advocación a San Isidro, y pasando a albergar desde ese momento los restos del Santo Patrón madrileño y su esposa, Santa María de la Cabeza, mientras que el colegio pasó a ser dirigido por maestros directamente nombrados por el rey.
Volver a la cabecera de la página