Madrid , 26 de Abril de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

IMPACTO DE LA CORTE (HASTA 1600)

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

CONVENTO DE SANTO TOMAS DE AQUINO

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Situado en la calle Atocha, cerca de la plaza de las Provincias, el origen de este convento se remonta a mediados del siglo XVI, cuando los dominicos del monasterio de Nuestra Señora de Atocha, y en virtud de una manda dejada por un tal Bachiller Santo Domingo, decidieron establecer una casa en donde dichos frailes aprendiesen Teología.
En 1583, pasados algunos años, y a instancias de Fray Diego de Chaves -confesor de Felipe II y del Príncipe Carlos-, dicha casa se segregó del Monasterio de Atocha, convirtiéndose en un priorato de dominicos bajo la advocación de Santo Tomás de Aquino.
Poco a poco, Santo Tomás fue adquiriendo cada vez más relevancia en la Corte, especialmente, desde que en 1626 el Conde Duque de Olivares se convirtió en su patrono. Este hecho motivó que en 1635 el edificio fuera reconstruido de nueva planta, convirtiéndose en uno de los conventos más notables de la ciudad. Destacaba su iglesia, la cual llegó a ser una de las más grandes de Madrid. Levantada sobre una planta de cruz latina de grandes dimensiones, su alzado estaba decorado por pilastras de orden compuesto, y en el crucero, se levantaba una cúpula con las pechinas pintadas al fresco, que se desplomó en 1726 causando la muerte a más de 80 personas.
Resultaba también muy interesante la capilla de Santo Domingo Soriano, situada a mano derecha según se entraba en la iglesia, y que fue construida a expensas de don Fernando de Fonseca Ruiz de Contreras, marqués de la Lapilla. Construida con un gran lujo, destacaba su portada, construida en piedra berroqueña por el maestro Juan Marroquín, así como un cuadro muy notable de Antonio Pereda, que representaba a Santo Domingo Soriano.Además, debemos resaltar también la fachada de la iglesia, cuya portada fue realizada por los hijos de Churriguera –Jerónimo y Nicolás-, así como el magnífico patio de honor, realizado por José Donoso, y considerado como una joya del barroco madrileño del siglo XVII.
Por último, decir que en este convento se impartieron estudios públicos, de ahí que fuera más conocido por el nombre de Colegio de Santo Tomás. Contaba con ocho cátedras: tres de Filosofía, dos de Teología escolástica, una de Teología moral, otra en la que se explicaba la obra de Melchor Cano de Locis Theologicis, así como una de Retórica eclesiástica en la que se explicaba la del Padre Fray Luis de Granada.
Iglesia y convento fueron exclaustrados y desamortizados en 1836. La iglesia siguió abierta al público, acogiendo entre 1868 y 1872 la feligresía de la parroquia de Santa Cruz. En cuanto al convento, se destinó a varios usos relacionados con el Ministerio de la Guerra; cuartel de la Milicia Nacional, sede del propio Ministerio, Capitanía General, y Tribunal Supremo de Guerra Y Marina.
Todo ello fue demolido tras un espectacular incendio ocurrido en 1872, y que lo destruyó casi por completo. En su lugar, se construyeron varios edificios de viviendas, así como la nueva parroquia de Santa Cruz, que construida por Francisco de Cubas, fue inaugurada en 1902.
Volver a la cabecera de la página