Madrid , 23 de Julio de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

IMPACTO DE LA CORTE (HASTA 1600)

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

MONASTERIO DE SAN JERONIMO EL REAL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Este monasterio de religiosos de la Orden de San Jerónimo, fue fundado por Enrique IV en 1460 junto al camino de El Pardo, cerca del río Manzanares, sobre un terreno que había comprado a su contador mayor Diego Arias Dávila. En 1465, el monasterio ya estaba terminado, siendo ocupado por siete religiosos provenientes del Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe. El problema, es que debido a la cercanía del río, este primer emplazamiento resultó muy poco saludable para los religiosos, por lo que muchos enfermaron e incluso murieron.
En 1503, y ante esta situación, los Reyes Católicos otorgaron licencia al convento para que se trasladara a un lugar más saludable, concretamente a la Villa de Madrid, sobre lo que entonces se conocía como el Prado Viejo.
No tardó este convento en convertirse en uno de los lugares más emblemáticos de la Villa. Así, en 1510, Fernando el Católico convocó en su interior a las Cortes del reino, y posteriormente, su iglesia fue elegida para la jura de los príncipes de Asturias como herederos de la corona, siendo el primero en jurar Felipe II, el 18 de abril de 1528. Además, los reyes disponían en el convento de un cuarto o aposento, que mandado construir por Felipe II en la parte oriental de la iglesia, servía a los monarcas de lugar de retiro, meditación, y duelo en los días de luto familiar.
En cuanto al edificio, que según dicen las crónicas fue construido entre 1503 y 1505, fue uno de los mejores que tuvo Madrid durante el Antiguo Régimen. De estilo gótico, destacaba su iglesia, que todavía hoy en pie, sigue el modelo de otros monasterios de la orden como el de Santa María del Parral en Segovia. Es de planta de cruz latina, de una sola nave central, crucero y cinco capillas por cada lado cerradas con arcos ojivales. Del exterior destacaba la fachada principal, cuya portada se componía de un arco adornado con imágenes entre las que destacaban una de la Virgen con el Niño en brazos, y otra de San Miguel.
Durante la invasión francesa de 1808 los frailes fueron expulsados y el convento fue ocupado por las tropas francesas, ocasionando grandes desperfectos en el edificio. Finalizada la guerra los frailes volvieron a habitarlo aunque por poco tiempo, ya que los decretos de exclaustración de 1836 provocaron el cierre temporal del templo y la transformación del convento en Parque de Artillería. En la actualidad queda en pie únicamente su iglesia, a la que se sigue conociendo como San Jerónimo el Real.
Volver a la cabecera de la página