Madrid , 20 de Julio de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MURALLAS MEDIEVALES

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

MURALLA MEDIEVAL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

La existencia de una muralla en Madrid se remonta a los orígenes mismos de la villa; así, fue Muhammad I quien construyó un primer recinto defensivo entre los años 850 y 866, que fue reforzado en el siglo X por el califa Abd al Rahmman III. Su estructura -realizada en cantería de sílex y piedra caliza-, se fue ordenando en torno a torres de planta cuadrada dotadas de escarpes, portillos y posiblemente de almenas.
Esta primitiva muralla envolvía un perímetro urbano de alrededor de 4 hectáreas de superficie, constituido por el alcázar y la almudaina, y los accesos se realizaban a través de las puertas de la Vega (al oeste), de Santa María (al este) y de la Sagra (al norte).
Tras la conquista de la ciudad por las tropas de Alfonso VI entorno al año 1085, Madrid no perdió su carácter militar, y a lo largo del siglo XII se fue amurallando lentamente hasta crear un segundo recinto articulado entorno a torres semicirculares sobre paños de pedernal. Este segundo recinto –conocido como la muralla cristiana-, encerraba una superficie de algo más de 33 hectáreas a la que se accedía a través de cuatro puertas llamadas de Guadalajara, de Balnadú, de Moros, y Cerrada.
Durante los siglos XIV y XV, especialmente durante este último, la ciudad creció notablemente por los arrabales del exterior, y se empiezaron a ocupar los espacios existentes entre las cavas de la muralla y dichos arrabales. La muralla, por tanto, iba quedando situada cada vez más en el interior del recinto urbano, por lo que poco a poco fue perdiendo la única función con la que fue creada, es decir, la defensiva.
Este hecho provocará su paulatina desaparición durante el siglo XVI, especialmente a raíz del establecimiento de la Corte en 1561, momento a partir del cual fue objeto de constantes demoliciones.
Por último, decir que muchos de sus tramos fueron aprovechados como paredes de las nuevas edificaciones, lo que ha permitido que algunos de sus restos hayan llegado hasta nuestros días. Así ocurre con el tramo de muralla árabe situada en la Cuesta de la Vega, o los lienzos de muralla cristiana que se conservan entorno a la calle de los Mancebos, del Almendro, Cava Baja, Mesón de Paños y Escalinata.
Volver a la cabecera de la página