Madrid , 19 de Enero de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MADRID EN EL AÑO 1535

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

CONVENTO DE LA CONCEPCION FRANCISCA

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Fundado por la célebre doña Beatriz Galindo, Camarera Mayor de Isabel la Católica a quien llamaban «La Latina», fue construido a principios del siglo XVI en la calle Toledo, cerca de la plaza de la Cebada, junto al hospital de Nuestra Señora de la Concepción, al que se le llamaba de la Latina, por haberlo fundado también doña Beatriz en 1499 junto con su esposo Francisco Ramírez.
En un principio, el convento iba a albergar a una comunidad de religiosas jerónimas, pero el Guardián -padre superior- del convento de San Francisco el Grande, interpuso un pleito aduciendo que era ilegal construirlo a tan poca distancia de su edificio, y que además, Francisco Ramírez -quien había muerto en 1501- había prometido a los franciscanos dichas casas. En 1508, las religiosas jerónimas entraron en el convento, pero pronto llegó la sentencia de la Rota dando la razón a los franciscanos, por lo que las religiosas tuvieron que trasladarse a las casas principales de la familia Ramírez, donde se establecieron definitivamente su convento bajo el nombre de la Concepción Jerónima.
El edificio de la plaza de la Cebada quedó por tanto deshabitado hasta que en 1512, las beatas de San Pedro el Viejo, que habían sido fundadas en 1448 y que el año anterior habían profesado la regla de la Concepción, solicitaron a Beatriz Galindo la donación del edificio. La Latina cedió a la petición de las beatas y con el consentimiento del Guardián de San Francisco las donó el edificio, aunque reservándose el patronato para sí y para sus sucesores. Las religiosas entraron en el convento el 20 de mayo de 1514 y desde ese momento fue conocido por el nombre de la Concepción Francisca.
El convento fue derribado a finales del siglo XIX para ensanchar la calle Toledo. En su lugar se construyó otro convento entre 1904 y 1907 al que se le llamó “de la Latina” en recuerdo del anterior.
Volver a la cabecera de la página