Madrid , 25 de Abril de 2018

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Lista de lugares de interés de ...

MADRID EN EL AÑO 1936

[VOLVER ] al plano >>

[ INFORMACIÓN ] sobre...

MERCADO DE SAN MIGUEL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


[ OBTENER ] mas información

Sabías que..

Dirección: Plaza de San Miguel s/n.

En el solar que hoy ocupa este mercado estuvo en tiempos la antigua iglesia parroquial de San Miguel de los Octoes, cuya antigüedad se remonta por lo menos a comienzos del siglo XIII, pues es una de las diez parroquias que menciona el fuero de Madrid de 1202. A comienzos del siglo XIX un incendió arrasó por completo el templo y su solar acabó por convertirse en una plaza pública en la que era frecuente celebrar un mercado de comestibles, disponiéndose para ello hileras de cajones de madera según dictaban las directrices de policía urbana y de la fiscalidad municipal.
Desde mediados del siglo XIX se fueron abriendo paso las ideas higienistas y funcionalistas de urbanistas, médicos y científicos que denunciaban la insalubridad y la suciedad de estos mercados al aire libre, que además dificultaban el tráfico rodado y peatonal porque solía extenderse la compraventa a las calles colindantes. Sin embargo, habrá que esperar a la década de 1870 para que se construyan en la ciudad los primeros mercados cubiertos de tutela municipal, cuyo número no pasó de cuatro a finales del siglo XIX. Estos mercados eran los mercados de hierro de los Mostenses (1875), el de la Cebada (1875), el de Chamberí (1876) y el de la Paz (1882), a todas luces insuficientes para una ciudad que rondaba el medio millón de habitantes. Las mercaderías, por lo tanto, siguieron celebrándose en las tradicionales plazas públicas, aunque poco a poco se fueron produciendo mejoras en las políticas municipales relacionadas con los mercados y los abastecimientos.
El mercado de San Miguel fue construido entre 1913 y 1916 por el arquitecto Alfonso Dubé y Díez en la plaza donde antes se celebraba la tradicional venta de comestibles al aire libre. Tiene como precedente el proyecto que en 1835 realizó el también arquitecto Joaquín Henri, pero sólo llegaron a construirse las portadas delanteras para tapar el mal efecto que producían los cajones en la plaza. Este mercado construido por Dubé es el único representante de su clase que queda en la ciudad de la llamada arquitectura del hierro, pues todos los demás que se construyeron en el último tercio del siglo XIX y que hemos visto antes desaparecieron. De su construcción destacan los soportes de hierro de fundición de la estructura, la composición de las cubiertas, el sistema de desagües y, sobre todo, el hecho de que se construyera en dos partes para no interrumpir la mercadería. El acristalamiento exterior es posterior.
Volver a la cabecera de la página