Madrid , 22 de Enero de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Calle de San Justo

Seleccionar monumento para obtener información:


IGLESIA PONTIFICIA DE SAN MIGUEL



IGLESIA PONTIFICIA DE SAN MIGUEL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de San Justo, 4.

Esta iglesia esta emplazada sobre el solar de la antigua parroquia de San Justo y Pastor, una de las más antiguas de la ciudad, como nos señala el Fuero de 1202. Desconocemos su origen y fundación; sólo sabemos que en 1438 se hizo en la parroquia un voto a San Pedro, y que en 1481 la familia de los Coello fundó una capilla en dicha parroquia.
El primitivo templo se quemó en un incendio en 1690, por lo que en 1739 se inició la construcción del actual, que fue costeado por el Cardenal Infante Luis Antonio de Borbón y Farnesio, Arzobispo de Toledo, costando 1.421.000 reales.
Tras la demolición de la vecina parroquia de San Miguel de los Octoes en tiempos de José Bonaparte, su feligresía pasó a esta parroquia, con lo que su advocación pasó a ser San Justo y San Miguel. Trasladada la parroquia de San Justo y Pastor a la iglesia del antiguo convento de las Maravillas en las postrimerías del siglo XlX, la antigua parroquia pasó a ser iglesia pontificia, quedando con la advocación de San Miguel.
En cuanto al edificio, de una gran belleza, fue construido entre 1739 y 1745, y aunque en un principio se encargó al arquitecto Teodoro Ardemans, su construcción definitiva se debe a al italiano Giacomo Bonavía. Levantado sobre una planta de cruz latina, lo más destacable del edificio es su fachada convexa, rematada por dos torres y por un frontón. En el primer cuerpo de la fachada son de gran interés las alegorías de la Caridad y de la Fortaleza, realizadas respectivamente por Roberto Michel y Nicolás Carisana. De este último es también el bajo relieve que hay sobre la puerta y que representa a los dos santos titulares sufriendo el martirio.
Tras la guerra Civil fue cedida al Opus Dei, quien reformó notablemente su interior suprimiendo los altares laterales y construyendo bajo la iglesia una cripta.
Volver a la cabecera de la página