Madrid , 24 de Enero de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Paseo de la Reina Cristina

Seleccionar monumento para obtener información:


BASILICA DE NUESTRA SEÑORA DE ATOCHA



BASILICA DE NUESTRA SEÑORA DE ATOCHA

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Avenida de la Ciudad de Barcelona, 3, c/v Paseo de la Reina Cristina, c/v Calle de Julián Gayarre, 1.

Está situada sobre el antiguo convento de dominicos de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como el de Nuestra Señora de Atocha, debido a que en su interior se veneraba dicha advocación de la Virgen.
El convento fue fundado en 1523 por Fray García de Loaysa (inquisidor general) y Fray Juan Hurtado de Mendoza (confesor de Carlos V) en virtud de un breve de Adrián VI. Se instaló sobre una antigua ermita donde ya se daba culto a la Virgen de Atocha.
En 1836, con la desamortización de Mendizábal, el edificio pasó a ser propiedad del Patrimonio Real, siendo destinado el convento a Cuartel de Inválidos y su iglesia, a parroquia castrense. La iglesia, que durante un tiempo albergó también a la parroquia de Nuestra Señora de las Angustias, fue transformada en Basílica en 1863 por el Papa Pío IX. En 1924, Alfonso XIII cedió la propiedad de nuevo a la orden de los Dominicos, y actualmente siguen regentandola junto con un colegio.
En cuanto al edificio, a lo largo de su historia ha sufrido numerosos derribos y sucesivas construcciones, por lo que en la actualidad nada queda del primitivo templo. El 14 de agosto de 1652 se quemó la iglesia; en 1726 se desplomó la capilla mayor, y en 1809 los franceses destinaron el edificio a cuartel y quedó arruinado tras la guerra de la independencia, por lo que en época de Fernando VII fue reedificado casi por completo.
A finales del siglo XIX, la Basílica volvía a estar muy deteriorada, por lo que en 1890 se convocó un concurso público para su reconstrucción. El proyecto ganador fue realizado por el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti, con una propuesta de basílica neobizantina con campanile exento y Panteón de Hombres Ilustres.
Las obras comenzaron en 1891, pero diez años después y debido a la falta de recursos económicos se suspendió la construcción, continuando paralizada hasta que en 1924 el conjunto fue cedido a los dominicos, quienes prosiguieron las obras sin seguir el proyecto original de Arbós.
En 1936, durante la guerra civil, el edificio fue nuevamente arrasado y no fue hasta 1946 cuando la Dirección General de Regiones Devastadas llevó a cabo su reconstrucción, resultando cinco años después un edificio de trazas neobarrocas.
Volver a la cabecera de la página