Madrid , 21 de Enero de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Calle del Pez

Seleccionar monumento para obtener información:


PALACIO DEL MARQUES DE GUADALCAZAR



PALACIO DEL MARQUES DE GUADALCAZAR

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de San Bernardo, 44, c/v Calle del Pez.

También conocido como Palacio Bauer, fue construido en el siglo XVIII para residencia de los marqueses de Guadalcázar sobre un solar que antes había pertenecido al Noviciado de la Compañía de Jesús. El edificio está compuesto por sótano, plantas baja, principal y ático, y presenta dos fachadas principales en esquina en las que predomina la sillería del zócalo, el ladrillo de los muros y la piedra blanca de impostas y molduras.
A finales del siglo XIX la familia de banqueros Baüer adquirió el palacio y encargó al arquitecto Arturo Mélida y Alinari la acometida de importantes reformas y la dotación de nuevos aires decorativos. El nuevo palacio empezó a ser famoso en Madrid tanto por la inclinación que tenían sus dueños hacia las obras de arte como por las fiestas y bailes que se celebraban en sus salones.
En 1940 fue adquirido por el Estado con objeto de transformarlo en la sede del Real Conservatorio de Música y Declamación, ya que sus antiguas dependencias estaban ubicadas en el Teatro Real y esté llevaba largo tiempo clausurado por obras de reforma en su estructura. Para que el conservatorio pudiera realizar con normalidad sus funciones, entre 1940 y 1943 se realizaron importantes obras de reforma que vinieron a adecuar las estancias, se sustituyó la gran sala de bailes por un salón de actos y se suprimió la escalera central. En 1952 también fue instalada en el palacio la Escuela de Arte Dramático y Danza, pero en 1966 ambas instituciones retornaron a las dependencias del Teatro Real, pues éste reabría sus puertas.
El palacio quedó entonces sin destino alguno y su progresivo abandono empezó a mostrar crecientes síntomas deterioro. Finalmente, en 1972 fue declarado Monumento Nacional y al año siguiente el arquitecto Manuel González Valcárcel se encargó de reformarlo con el fin de devolverle su aspecto original y sus decoraciones interiores. Desde entonces el palacio acoge las dependencias de la Escuela Superior de Canto y de la Sociedad de Amigos de la Música.
Volver a la cabecera de la página