Madrid , 22 de Abril de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Calle de Fuencarral

Seleccionar monumento para obtener información:


CAFE COMERCIAL
COLEGIO DE MARIA INMACULADA
MUSEO MUNICIPAL
TRIBUNAL DE CUENTAS



MUSEO MUNICIPAL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de Fuencarral, 76.

Está situado sobre el edificio del antiguo Hospicio de San Fernando, construido entre 1721 y 1726 por el arquitecto Pedro de Ribera.
Los orígenes del Hospicio se remontan a 1668, cuando fue fundado por la Congregación del Santo Nombre de María en un pequeño local de la calle Santa Isabel -donado para tal efecto por el Conde del Puerto-, y cuyo objetivo era el de recoger a toda clase de pobres, dándoles una ocupación.
En 1674 lo tomó a su cargo la Reina Gobernadora Mariana de Austria, debido las malas condiciones de su emplazamiento, y decidió su traslado a la calle Alta de Fuencarral, más concretamente a unas casas propias de la Hermandad que fueron demolidas en 1721 para construir el edificio actual.
El Hospicio es quizá la obra cumbre del barroco madrileño. Fue concebido como un edificio de grandes proporciones con capacidad para albergar a más de tres mil asilados.
Lo más destacable del edificio es sin ninguna duda la fachada que da a la calle Fuencarral, más propia de un palacio que de un centro benéfico, pues cuenta con una magnífica portada realizada por el propio Ribera, considerada su obra cumbre y de mejores trazas que las que realizó para los palacios de Perales y de Ugena, o para el Cuartel del Conde-Duque. El grupo que representa a San Fernando recogiendo las llaves de Sevilla, situado en el nicho de la portada, fue realizado por Juan Ron, escultor que también colaboró con Ribera en la construcción del Puente de Toledo.
Declarado Monumento Nacional en 1919, apunto estuvo de ser derribado en 1922 de no ser por la intervención de la Real Academia de Bellas artes de San Fernando y del Ayuntamiento de Madrid, que rápidamente se apresuraron a comprar el edificio y a proceder a su restauración bajo la dirección del arquitecto Luis Bellido.
En 1926, por iniciativa de la Sociedad Española de Amigos del Arte, se organizó en este edificio una exposición dedicada al antiguo Madrid, con tanto éxito que el Ayuntamiento decidió establecer aquí el Museo y la Biblioteca Municipal, siendo inaugurados el 10 de junio de 1929.
Posteriormente, cuando la Biblioteca Municipal pasó a su nuevo emplazamiento en el Cuartel del Conde Duque, quedó únicamente como Museo Municipal, función que actualmente sigue desempeñando.
Volver a la cabecera de la página