Madrid , 24 de Enero de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Calle de Fuencarral

Seleccionar monumento para obtener información:


CAFE COMERCIAL
COLEGIO DE MARIA INMACULADA
MUSEO MUNICIPAL
TRIBUNAL DE CUENTAS



TRIBUNAL DE CUENTAS

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de Fuencarral, 81.

Los orígenes de esta institución se remontan a la Edad Media, con la creación de la “Casa de Cuentas” en 1436, y las Ordenanzas -que a petición de los procuradores de las ciudades y villas del reino- dio Juan II de Castilla a la Contaduría Mayor de Cuentas entre 1437 y 1442.
Tras separar los Reyes Católicos las Contadurías Mayores de Hacienda y Cuentas, fue Felipe II quien creó un Tribunal de Contaduría con la función de resolver los contenciosos que surgieran en la gestión económica de la Corona.
Tras la llegada de los Borbones, en los años 1713, 1715 y 1718 fueron modificadas muchas de sus ordenanzas, y su competencia fue incluida en el Consejo Supremo de Castilla, en donde estuvo hasta que en 1726 se separó, considerándose en la parte contenciosa como una sala del Consejo de Hacienda.
El siguiente paso fue la creación -por Real Cédula de 10 de noviembre de 1828- del Tribunal Mayor de Cuentas, que se configuró como autoridad superior gubernativa y judicial para los asuntos de control y fiscalización de las cuentas de la administración y de las rentas de la hacienda nacional. Este Tribunal estuvo vigente hasta que en 1851 se aprobó la creación del Tribunal de Cuentas, que reorganizado por Ley de 25 de junio de 1870 estuvo en vigor hasta que el 19 de junio de 1924 se estableció el Tribunal Supremo de la Hacienda Pública.
En 1934 se estableció el Tribunal de Cuentas de la República, y tras la Guerra Civil fue adaptado a los nuevos presupuestos del régimen franquista. Por último, tras la promulgación de la Constitución de 1978 fue de nuevo adaptado al sistema constitucional.
En cuanto a su ubicación, primero estuvo en el Palacio de los Consejos de la calle Mayor y luego pasó a la antigua Casa del Platero, frente a la parroquia de Santa María. Por último, se situó sobre el solar del antiguo palacio del conde de Aranda de la calle Fuencarral, sobre un edificio construido entre 1860 y 1863 por el arquitecto Francisco Jareño y Alarcón, realizado con trazas clásicas y estructurado entorno a un patio interior.
Volver a la cabecera de la página