Madrid , 19 de Octubre de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

Plaza de las Descalzas

Seleccionar monumento para obtener información:


MONASTERIO DE LAS DESCALZAS REALES
PORTADA DE LA CAPILLA DEL MONTE DE PIEDAD



MONASTERIO DE LAS DESCALZAS REALES

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Plaza de las Descalzas, 1.

Fundado en 1559 por doña Juana de Austria, infanta de Castilla y princesa de Portugal, fue construido sobre el área que ocupaba el antiguo palacio de su padre, el emperador Carlos V, y donde ella misma había nacido en 1534.
Los orígenes del monasterio se remontan a 1557, cuando Doña Juana, que ese mismo año había regresado de Portugal tras la muerte de su esposo, el príncipe Juan, decidió fundar en Madrid un convento de franciscanas descalzas.
Acto seguido la princesa comunicó su proyecto al duque de Gandía, futuro San Francisco de Borja, quien para tal efecto encomendó a unas religiosas que vinieran del convento de Santa Clara de Gandía, las cuales, tras pasar por Valladolid, llegaron a Madrid alojándose provisionalmente en la Capilla del Obispo mientras se realizaban las obras de transformación del antiguo palacio.
El 15 de agosto de 1559, cuando todavía no se había terminado la obra, las monjas tomaron posesión del monasterio dándole el nombre de Nuestra Señora de la Consolación, aunque de antiguo se le conoce con el nombre de las Descalzas Reales.
El encargado de acondicionar el edificio fue el arquitecto Antonio Sillero, siendo sustituido más tarde por Juan Bautista de Toledo. Del conjunto destaca sobre todo la iglesia, levantada sobre una sola nave cubierta con bóveda de cañón y cuyas obras fueron terminadas en 1564, siendo solemnemente inaugurado por Felipe II. También es interesante la excelente decoración de la escalera principal, realizada por Agostino Miteli y Micaelangelo Colonna.
En el siglo XVIII el monasterio sufrió importantes obras de restauración, destacando la que en 1756 hizo Diego Villanueva, pero su reforma más importante fue realizada tras el grave incendio de 1862, en donde se perdió el excepcional retablo mayor, obra de Gaspar Becerra.
Aunque sigue habitado por las religiosas, el convento pertenece actualmente al Patrimonio Nacional, pudiéndose visitar en su interior una magnífica colección de más de diez mil obras de arte de la mejor calidad, realizadas por artistas de la talla de Juan de Mena, Gregorio Hernández, o Francisco Ricci entre muchos otros.
Volver a la cabecera de la página