Madrid , 22 de Abril de 2018

MONUMENTOS

¿Qué hay en la calle...?

Nueva búsqueda por calle o iniciales:

Lista de Resultados por ...

[ CALLES ] obtenidas

[ MONUMENTOS ] correspondientes a...

[ INFORMACIÓN ] sobre...

LABORATORIO MUNICIPAL

[ AMPLIAR ] fotografía


[ IMPRIMIR ] fotografía y texto


Sabías que..

Dirección: Calle de Bailén, 41, c/v Calle de Don Pedro 16, c/v Calle de la Redondilla, 14.

Con motivo de la puesta en marcha en 1861 del plan general de reforma interior que iba a suponer la apertura de la calle de Bailén y la construcción de un primer viaducto, obra del arquitecto Eugenio Barrón (1872), el ayuntamiento tuvo que expropiar muchas de las casas por donde habría de ir el nuevo eje urbano.
Un edificio de viviendas que ocupaba una manzana entera entre las calles de Yeseros, Redondilla y Don Pedro, antigua propiedad del duque del Infantado, se vio afectado por el proyecto, puesto que el trazado de la nueva calle lo partiría prácticamente por la mitad y donde antes había una manzana se crearían dos, después de la conclusión de las obras en 1883. De estas dos manzanas la que quedaba a la izquierda de la nueva calle de Bailén, según se mira hacia el norte, se utilizó para construir un nuevo grupo escolar y, la de la derecha, fue utilizada por el ayuntamiento para instalar el nuevo laboratorio municipal.
La Oficina Técnica Municipal se hizo cargó de gestionar la construcción del nuevo laboratorio y el arquitecto José Urioste y Velada de la realización del proyecto de obras. El nuevo edificio, construido entre 1901 y 1902, se adaptaba a la planta triangular de la manzana, estaba organizado en torno a un patio central y contaba con sótano y dos plantas, baja y principal. La fachada siguió el modelo clásico en su ejecución y en la disposición simétrica de los huecos.
En 1930 el ayuntamiento decidió ampliar el laboratorio y encargó a la Oficina Técnica Municipal la construcción de una tercera planta, ajustándose a las trazas arquitectónicas del proyecto original. Y es que en este laboratorio, cada vez con más competencias, se analizaban los productos alimenticios, la carne y todo género de comestibles para el consumo, la calidad de las aguas y, entre otros aspectos, colaboraba en los programas de vacunación.
Volver a la cabecera de la página